¡Vamos!

20 sep, 2009

El mendigo de la flauta

Textos TES1 — Par pascaldubai @ 13:26

                         

Vous trouverez ici tous les textes étudiés durant cette année scolaire et des documents annexes (fiches vocabulaire, questionnaires...)

Pour me transmettre des commentaires ou des fiches à corriger :  plapassade@lgp.ae

Bon courage!

PL

 

PS : Exercez-vous à la compréhension auditive Ejercicios de español et vérifier vos connaisances de la grammaire espagnole (dans l'onglet "ejercicios" pages 1&2) 

_____________________________________________________________________________________________________

       

 

              El mendigo de la flauta

 

 

                      Al centro comercial se accede por una amplia galería llena de lujosos escaparates[1] y allí hay un mendigo tocando la flauta. Una señora con visón y bolso de Prada[2] pasa por delante. El mendigo interrumpe la melodía y le tiende la mano para pedirle una limosna[3]. La señora dice : lo siento, llevo prisa, y apresurando instintivamente el paso entra en el establecimiento. El mendigo no pide limosna a cambio de nada. Con la flauta toca, del Himno a la alegría, la única pieza que sabe. La señora compra algunas cosas en el centro comercial, toma el aperitivo en la cafetería y luego decide salir a la calle. Un guarda jurado[4] de enormes bíceps le abre la puerta de cristal que da a la amplia galería, donde la flauta del mendigo aún está sonando. Allí mismo se le acerca a la señora por detrás un tipo patilludo[5] con bambas[6] y anorak, la derriba[7] con una llave de yudo[8], le arrebata[9] el bolso y huye a toda velocidad a lo largo del corredor, sin que nadie de cuantos[10] circulan a su lado haga nada por detenerlo. Todo el mundo queda paralizado. También el guarda jurado, que ha contemplado el atraco[11] a través del cristal, permanece impasible. A él le pagan para proteger únicamente a los clientes dentro del establecimiento. Sólo el mendigo reacciona mientras la señora está gritando en el suelo. Interrumpe el Himno a la alegría, suelta[12] la flauta y sale detrás del atracador. Al parecer[13], el mendigo tiene bajo los harapos[14] un cuerpo de atleta, porque no sólo lo alcanza[15] sino que además se faja[16] con él, lo inmoviliza y recupera el bolso que contenía, entre otras cosas, 42000 pesetas y un Dupont de oro. El mendigo se lo entrega[17] a la señora y a continuación comienza a tocar la flauta de nuevo. La señora trata de recompensarle por su heroísmo, pero el mendigo se niega a aceptar nada que no sea una limosna ordinaria. Cree que se la merece por el simple hecho de tocar el Himno a la alegría. La señora rebusca en el bolso una moneda de 100 pesetas, la echa en el estuche[18] que hay en el suelo y el mendigo inclina la cabeza y se lo agradece[19]. La señora se pierde en la calle.

Manuel VICENT (español), El País, 1996.



[1] Los escaparates : les vitrines.
[2] Prada : maroquinier de luxe.
[3] Una limosna : une aumône.
[4] Un guarda jurado : un vigile assermenté.
[5] Patilludo : avec d’épais favoris.
[6] Las bambas : les tennis.
[7] Derribar : (ici) coucher au sol.
[8] Una llave de yudo : une prise de judo.
[9] Arrebatar : arracher des mains.
[10] Cuantos : (ici) todos los que…
[11]Un atraco : une agression.
[12] Suelta : soltar ; lâcher.
[13] Al parecer : apparemment.
[14] Los harapos : les haillons.
[15] Alcanzar : rattraper.
[16] Fajarse con… : se battre avec…
[17] Entregar : remettre.
[18] El estuche : l’étui (de la flûte).

[19] Agradecer : remercier.

_______________________________________________________________________________________________________________

“El mendigo” (lexique et expressions)

                       

Elle passe devant lui

Pasa por delante de él

Elle prend l’apéritif à la cafétéria

Toma el aperitivo en la cafetería
Elle sort dans la rue Sale a la calle
La porte donne sur la rue La puerta da a la calle
Des vitrines luxueuses Lujosos escaparates
Demander l’aumône Pedir limosna
Je regrette Lo siento
Je suis pressé Llevo prisa
Elle presse le pas Apresura el paso
Il joue de la flûte Toca la flauta
Un fait divers Un suceso
Une richesse voyante Una riqueza vistosa
L’insécurité des villes La inseguridad urbana
 

Mendier

Mendigar
Une pièce de monnaie Una moneda
Faire pitié Dar lástima
Avoir pitié de… Tener compasión de …
En haillons, déguenillé(e) Harapiento / -a
Pieds nus Descalzo / -a
Porter des vêtements usés / déchirés Llevar ropa gastada / rota
  La exclusión
  Los marginados
  Marginar
Le mépris El desprecio
  Ser generoso /-a
  Ser tacaño /-a = ser avaro /-a
  Ser altruista (invariable masc./fém.)
  Ser egoísta (invariable masc./fém.)
Avoir de la rancune Guardar rencor
 

Ser rencoroso /-a

Mériter Merecer
Etre honnête Ser honrado / -a
Etre lâche Ser cobarde (invariable masc./fém.)
La lâcheté

La cobardía

  Una ficción
Une fable Una fábula
Une morale Una moraleja
  “El hábito no hace al monje”
 
“El mendigo de la flauta”, de Manuel Vicent.
 Cuestionario
 
1.  ¿Dónde sucede la acción  y quiénes son los protagonistas?
2. ¿Qué diferencias existen entre los dos primeros personajes? ¿Cómo las vemos en el texto? 
3. La señora dice que lleva prisa, pero ¿es sincera? ¿Cómo lo sabemos?
4. ¿Cuál es el trabajo de un guarda jurado, en la vida cotidiana? 
5. ¿Qué ocurre a la salida del establecimiento.
6. ¿Cómo reaccionan todos?
7. ¿Por qué el guarda jurado no reacciona? ¿Cómo calificas su actitud?
8. ¿Qué hace el mendigo? ¿Cómo calificas su actitud?
9. ¿Qué opinas de la reacción de la señora?
10.¿Por qué rechaza el mendigo una recompensa “especial”?
11.¿Qué hace entonces la señora? ¿Qué opinas de su acción?
12. Intenta establecer las diferencias de valores humanos y sociales entre la señora y el mendigo. 
13.¿Cómo interpretas el hecho de que el mendigo toque el Himno a la alegría?
14.¿Cuáles son las intenciones de Manuel Vicent en su relato?
15.¿Qué opinas tú de este texto? 

Commentaires

Creer un Blog Signaler un abus sur ce blog